• Oebb

Las redes en territorio no queremos dejar de tejer nuestros derechos.

Actualizado: may 11

Se desmantela un dispositivo que aporta a la construcción del acceso a derechos en los barrios.



La Obra Ecuméncia Barrio Borro (Oebb) como organización de las sociedad civil que gestiona uno de los Servicios de Orientación, Consulta y Articulación Territorial (SOCAT) pone en agenda el desmantelamiento del dispositivo que fue anunciado hace algunas semanas por el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES).


MIDES afirmó que el programa como funciona actualmente cerrará, y que se proyecta una atención individual a partir de técnicos unipersonales sin la participación de las organizaciones. Las entidades que gestionamos los SOCAT nos agrupamos para generar una contrapropuesta ya que el cierre debilitará las redes que venimos generando en los diferentes territorios desde el 2004, particularmente en la Oebb desde el 2011.


Tal como expresa públicamente MIDES en su página web, los SOCAT son un dispositivo que apunta al desarrollo comunitario y de redes barriales, a través de la participación de vecinos, vecinas e instituciones que conviven en un mismo territorio. Busca ser un espacio de orientación y consulta a la población, para que puedan informarse y adquirir los recursos existentes, y así, garantizar el acceso a sus derechos como ciudadanos y ciudadanas. Llevan adelante un espacio de Servicios de Orientación y Consulta (SOC) donde a través de la consulta los técnicos y técnicas toman contacto con las necesidades individuales, familiares, barriales y/o comunitarias.


Desde la Obra Ecuménica Barrio Borro gestionamos el SOCAT que tiene como área de

influencia el barrio Borro en la cuenca de Casavalle, y creemos, que el SOCAT busca fortalecer la red de protección social a nivel local, favoreciendo el desarrollo comunitario para las personas que se encuentran en situación de vulneración de derechos; contribuyendo a la mejora de las condiciones de vida de las personas que habitan en Casavalle. El programa aporta al tejido de redes locales, a través de la participación de vecinos y vecinas, organizaciones de la sociedad civil e instituciones públicas; trascendiendo procesos de individualización de fenómenos que son sociales.


Se trabaja en simultáneo en tres grandes ejes, que se retroalimentan entre sí: la atención ciudadana, la articulación territorial y la promoción de la participación ciudadana. Se entrelazan problemáticas y necesidades emergentes en el territorio, con instancias de articulación y participación; construyendo respuestas creativas e innovadoras para las familias y personas que allí habitan. Se desarrollan acciones que aportan a la convivencia democrática, el esparcimiento y el disfrute de los espacios públicos y la participación comunitaria.


Contribuye a la gestión de la planificación territorial con actores y servicios que integran la red de protección local, incorporando temáticas de interés local en la agenda pública. Así, favorece la democratización de la política pública, aportando cada cual, desde su especificidad, al logro de los objetivos propuestos por la política. Se destaca que SOCAT no trabaja de modo focalizado con ciertos tramos poblacionales o temáticas específicas, ni cuenta con ¨periodos de intervención asignados previamente¨ para el trabajo con familias, la articulación y participación; sino que SOCAT contempla la posibilidad de que en los lugares en que se encuentra el programa, tanto sus habitantes, como colectivos, redes y organizaciones públicas y privadas puedan involucrarse al mismo a través de diferentes necesidades e intereses.


Los técnicos y técnicas que llevan adelante el SOCAT en la Oebb, respondieron a la pregunta “¿Qué es/fue SOCAT para vos?” y respondieron:


“Es un espacio movible que está atravesado por la atención ciudadana, por la participación y por la articulación territorial. Tiene por cometido poder garantizar el acceso y el ejercicio de derechos de muchas personas que no están pudiendo lograr por distintos motivos el acceso a los mismos. Tiene un cometido bien interesante en la escucha atenta frente a los aconteceres y las situaciones que están sufriendo y precarizando la vida de mucha gente. El rol activo que está teniendo, y ha tenido, o tuvo, fue constantemente esa compañía que tiene que ver con el encuentro con el otre, para poder claramente garantizar los derecho de todas las personas”.



“El SOCAT ha sido a nivel personal la mayor posibilidad de poder entender las políticas públicas en territorio, ya que te permite conocer, trabajar y mencionar lo que implica el trabajo en los diferentes barrios; como la política pública y el Estado se hace presente desde ahí, rescatando toda la construcción de sus habitantes -tanto habitantes institucionales como vecinos y vecinas-. Es un dispositivo que tiene muchísima potencialidad, que responde, que es ágil, que dinamiza, que hace posible, que fue poco a poco a lo largo de estos 15 años tejiendo, colocando y fortaleciendo en los territorios esta cuestión de aprender a trabajar en red, articuladamente, promoviendo la participación de todos y todas. Realmente elijo y elegí durante mis 15 años estar en este dispositivo por toda la riqueza que ya mencioné. Sin duda que estar en convenio con la organización de la sociedad civil te pone en un lugar que también habilita mucho la crítica constructiva hacia el Estado y sus formas de instalarse en lo territorial”.


“SOCAT significa para mí una de las más diferentes y lindas formas de trabajar desde mi especificidad -psicología- que he encontrado hasta ahora. Trabajar en el dispositivo me permitió aprender otra forma de trabajar el rol y desde el rol, como se dice “de puertas para afuera del consultorio”. SOCAT es eso, es el otre, es la articulación y el acercamiento constante y real a les otres, SOCAT para mí es el territorio y todo lo que ello implica”.


Vecinas que participan del dispositivo también pusieron en palabras lo que implica el cierre del SOCAT para el barrio, y una de ellas afirmó que “es una lástima que lo quieran sacar al SOCAT porque la verdad que personalmente me ayudaron muchísimo en muchas cosas y me siguen ayudando”. Otra vecina, que tiene en el predio de su casa la huerta comunitaria del barrio que surgió desde el SOCAT y la Oebb, mencionó que “SOCAT es el apoyo con el que se dio el puntapié inicial para poder formar la huerta, convocar vecinos, conocer gente afín con esto, y apoyarnos con todo lo que implica la infraestructura, el apoyo logístico, muchas cosas, pero sobretodo humanamente estar ahí. Decidimos compartir el espacio que tenemos acá en casa y ahí arrancó todo con SOCAT”.



La misma vecina referente de la huerta comunitaria, respondió a la pregunta “¿Qué dimensiones tiene que el dispositivo SOCAT cierre?” y respondió que “nos enteramos del cierre de SOCAT como definitivo y la verdad que nos apena mucho, por la llegada que tiene a los vecinos, que implica todo, el apoyo, el poder ir y hacer un trámite a BPS, una fotocopia, una impresión, la reunión de mujeres. El apoyo que estaban brindando a los vecinos y las vecinas la verdad que era bueno. Conjuntamente con eso creemos que se pierden muchas cosas al no recibir más apoyo para que este tipo de obras siga en pie. Convocamos desde nosotros por lo menos que se tenga en cuenta realmente y que tal vez se pueda replantear, esa es la esperanza por lo menos. Sentimos que va a quedar un vacío por todo, por la gente que está al frente para apoyar a los vecinos, por los niños, por los adultos, y por todo lo que se involucra ahí, los plenarios, muchas cosas. Abarca que no podamos seguir haciendo en conjunto con los vecinos cosas que son muy necesarias y que no sabemos donde podemos recibir lo mismo con la misma calidad”.


Los técnicos y técnicas del SOCAT respondieron a la misma pregunta “¿Qué dimensiones tiene que el dispositivo SOCAT cierre?”, y respondieron:


“Las dimensiones que implican me parece que tiene que ver con el atravesamiento de la vida cotidiana de muchas personas, y en lo que se ha dado por llamar la “precarización de la vida”. Me parece que se hace demasiado concreto y muy fuerte, sobretodo pensando en las pocas posibilidades que quedan para poder encontrarse con les otres desde una atención, desde una escucha, desde un acompañamiento; porque últimamente las políticas públicas vienen mediatizadas por una tecnología que coarta mucho más la participación, el encuentro y debilita las redes comunitarias, las redes barriales, el acompañamiento entre personas que habitan un lugar, en este caso en el Borro, en Casavalle”.




“Un debilitamiento enorme de todas estas redes y articulación, porque SOCAT tiene esa especificidad de estar atento y de tener como cometido y objetivo lograr la promoción de la articulación y participación de forma constante en el territorio. Entonces es un agente dinamizador gigante que hace que esas redes se fortalezcan, cada institución, organización y también espacios de participación vecinal; a veces cuesta bastante que se potencien esos espacios y SOCAT tiene fundamentalmente ese rol. Así que la pérdida de esas fortalezas se van a ver seguramente a lo largo del tiempo, más allá de que existan espacios de articulación, se necesita esta figura dinamizadora y de fortaleza; la pérdida de esto va a ser notoria, afectando al trabajo del estado en territorio y obviamente en las personas, los vecinos y vecinas que aquí conviven”.


Por último, desde la dirección de la Oebb se respondió a la misma pregunta, afirmando que “para la Oebb el cierre de SOCAT supone el desafío de buscar nuevas alternativas para la generación de diálogo con MIDES, en tanto responsable de las políticas sociales nacionales. Asimismo, la Oebb tendrá que consolidar otros canales para contribuir al desarrollo de participación social que aporte a la construcción de ciudadanía plena de les habitantes de Casavalle”.



Desde la dirección de la Oebb también se cree que “en momentos en que las intervenciones sociopolíticas están signadas por instrumentos altamente protocolizados y patrocinados, SOCAT es un recurso privilegiado para ecualizar de manera creativa la gestión de lo social. Concomitantemente, interpela en una coyuntura en que se dota de mayor relevancia a las trayectorias biográficas en contraposición a construcciones colectivas. Del mismo modo, recoge en los distintos territorios las demandas de sus habitantes, colectivos y organizaciones; procurando incidir en la matriz de protección social, en pos de alcanzar mayor justicia social”.


Somos las voces de organizaciones, trabajadores, trabajadoras y vecinas que ponemos en palabras un hecho que hace que las redes en territorio dejemos de tejer nuestros derechos.


Denunciamos el cierre de este dispositivo que acerca a los barrios más desprotegidos el acceso a derechos, y exhortamos a las autoridades a evaluar su decisión ya que el inminente cierre debilitará los procesos de los vecinos y vecinas de todos los SOCAT que funcionan en el país.



Silvana De los Santos

Caroline Fernández

Fernanda Da Silva

Vera Nilson

Nahuel Hernández

Marina Segui

Federico Sánchez Toniotti













173 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo